Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Forum] [Contact e-mail]
Navigation
Jornadas (Patrick Cintas)
Círculo de los herederos

[E-mail]
 Article publié le 28 janvier 2013.

oOo

“Me llamo Uadi. Vengo de lejos. Para ver a la tierra de mis antepasados. Esta casa… — Aquí nada de antepasados. El asesino que vivía aquí mató a su mujer (mi antepasada) y no tuvieron hijos. Colorín, colorado… — La documentación dice… — ¡Como se va a documentar una casa sin techo con tantos trastos detrás de la puerta ! — Este naranjo… — Lo planté yo… Tiene tantos años como mi hijo mayor. — ¿En mi propiedad ? La docu… —¡Basta de papeles ! Ve Usted a esta piedra… ? — El umbral… — Es mi obra. — ¡Usted no puede decir la verdad ! Aquí marcan… — ¡No marcan nada ! Y Usted no se llama Uadi. — ¡Que me vaya al Infierno si no es mi nombre ! — Usted ya está en el Infierno. — ¡Pero si es solo una casa ! Y de mi propiedad. — Aquí nadie posee a nada. — ¿Y Usted quién es ? ¿El Gran Maestro ? — Su servidor… — ¡No te burles de mí, chiflado ! ¡Y fuera de mi tierra !”

No lo maté. Lo eché a patadas en el culo. No le conocía. No le pedí su apellido. Servidor… Maestro… Esos paisanos te toman el pelo si vuelves con un pasado que conocen muy bien pero que no sirve su leyenda común. Sin hablar de propiedad y de falsificación. Tenía razón en un solo punto : a la casa le faltaba el techo y la puerta no se podía abrir a causa de un montón de trastos sin identificar. Las naranjas tenían una amargura indescriptible. A pesar de todo, escribí mi nombre en un letrero hecho con la tapadera de un tonel y lo clavé en el tronco. Se veía desde el camino. No es una carretera. Le faltan señales. Piedras caen de lo alto sin aviso. ¿Dónde está el jardín ? Me hablaron de un jardín con fuente. Y hadas. Esperé la noche. Y llegó. Luna llena. Mi voz. Sin respuesta. Al cabo de una hora, se parecía a un llanto. Busqué en la sombra. Sin éxito. “Así que tu antepasado mató a mi antepasada…” No lo sabía. No te dicen todo. La herencia tiene sus misterios, sus zonas de sombra. “Fue un hombre muy malo… — Y supongo que ella una mujer estupenda, una cristiana… — ¿No eres cristiano ? — Casi… — Llevas un nombre de pecador. No conozco a este. — Lo llevo desde muchos años… — Los años no tienen el… ¡Poder ! — ¡Ay !”

¡Me pegó ! Con el mango de su guadaña. “Suerte tienes, Uadi, dijo. Hoy no tengo ánimo. Conténtate con el mango. Mañana, el acero. Siempre mañana. Me siento lleno de compasión. Así me inspira la noche. Poeta para empezar y asesino para acabar con la mentira y la hipocresía.”

Lo eché por la segunda vez. Lo vi correr por el sendero, gritando su odio. La guadaña echaba resplandores. Pero me quedé con el mango. Para registrar la sombra. Y dar sentido a mi impaciencia.

 

Un commentaire, une critique...?
modération a priori

Ce forum est modéré a priori : votre contribution n’apparaîtra qu’après avoir été validée par un administrateur du site.

Qui êtes-vous ?
Votre message

Pour créer des paragraphes, laissez simplement des lignes vides. Servez-vous de la barre d'outils ci-dessous pour la mise en forme.

Ajouter un document

 

Site officiel [>>

 

Retour à la RALM Revue d'Art et de Littérature, Musique - Espaces d'auteurs [Contact e-mail]
2004/2021 Revue d'art et de littérature, musique

publiée par Patrick Cintas - pcintas@ral-m.com - 06 62 37 88 76

Copyrights: - Le site: © Patrick CINTAS (webmaster). - Textes, images, musiques: © Les auteurs

 

- Dépôt légal: ISSN 2274-0457 -